Tribuna Municipal


Información sobre Castilla La Mancha

Ubicada en la zona central de la península ibérica se encuentra la comunidad castellano – manchega, que ocupa las extensas llanuras de la submeseta sur, también ocupa parte de la Cordillera Central, el Sistema Ibérico, los Montes de Toledo y la Sierra Morena, posee una superficie de 79.409 km², lo que representa el 15,7 % del territorio español, lo que la ubica como la tercera comunidad autónoma más extensa.

Posee un clima mediterráneo con una cierta tendencia a continental con presencia escasa de lluvias, las temperaturas tienden a descender hasta los 0 °C en invierno, pudiendo incluso presentarse nevadas en sus áreas más orientales; en verano pueden ascender hasta los 35 °C.

Castilla – La Mancha posee importantes zonas naturales que ocupan cerca del 45 % de su territorio, resaltan las extensas superficies de pinares, encinares y robledales, muchas de estas zonas se han convertido en espacios protegidos, como parques nacionales, parques naturales, reservas naturales, reservas fluviales, entre otros, un importante porcentaje de estos espacios se encuentran intactos y albergan especies de flora y fauna de gran valor ecológico.

Pueblos y ciudades de Castilla – La Mancha

Las ciudades y pueblos de esta comunidad autónoma están cargados de historia y se han convertido en lugares muy atractivos para el turismo, por su impresionante arquitectura, espacios culturales, fiestas populares y por su gastronomía; la cocina manchega, a la que el propio Cervantes hace alusión en la mayor parte de los capítulos de su magistral obra Don Quijote de la Mancha.

La Ruta de los Pueblos Negros es uno de los singulares atractivos de esta región, debe su nombre a la pizarra oscura que abunda en estos parajes y que se ha convertido en un elemento distintivo de su arquitectura, el otoño es la época del año para hacer esta ruta, ya que los paisajes son realmente espectaculares.

Encontramos también otras interesantes rutas que llevan a descubrir las bellezas de esta comunidad, entre ellas: La Ruta de Don Quijote, La Ruta por los campos de Azafrán, La Ruta de los Hechizos del Mago Merlín, La Ruta por la Mancha Esteparia y la Ruta por los Castillos.

Castilla – La Mancha posee ciudades muy hermosas que bien vale la pena conocer, entre ellas podemos mencionar Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara, y Albacete. Toledo, la antigua capital del Reino de Castilla, es un verdadera joya arquitectónica considerada Patrimonio de la humanidad, que guarda en la antigua ciudad amurallada invaluables monumentos de la época medieval de diferentes culturas, entre ellas árabe, judía y cristiana.